La evolución de la sociedad en nuestro país y con él, nuestras poblaciones, hace que las diferentes entidades que organizan actividades, más allá de la forma legal correcta que deban adoptar y su propio ámbito de actuación (civil o religioso), sus objetivos, actividades, fines y funcionamiento deban coincidir de forma clara y rotunda con sus fines propios.

No es este lugar ni momento de extendernos en las diferentes leyes de ámbito nacional, autonómico e incluso local que favorecen el asociacionismo en sus diferentes modalidades, si bien, no nos resulta extraño que la adecuada secularización, acorde con la carta magna, de los organismos del estado, autonómicos y locales, dejándose llevar por una corriente de opinión carente de todo fundamento pero que cala en una sociedad que, con una profunda crisis de valores, acepta por válidos cualquier pensamiento y actuación en contra de lo que en su lenguaje llaman “establecido” incluso yendo en contra de lo marcado por la Constitución Española.

De esta manera, en auténtica misión compartida, es labor del laico comprometido sostener su comunidad en todos los aspectos de la misma.

El objetivo

Formamos parte de una sociedad en la que aquello que las diferentes asociaciones públicas de fieles (Cofradías y Hermandades de Pasión en la Semana Santa, de Gloria, así como de otras entidades religiosas) estamos inmersos, no como un emplasto sino, al contrario, como parte del acervo cultural de nuestro pueblo.

Así los aspectos legales que afecta a las mencionadas asociaciones, tanto en el ámbito canónico como civil, deben ser difundidos entre los directivos de las mismas para que todo su funcionamiento y actuación esté correctamente incardinado bajo el derecho canónico, el cual emana de las normas de la Iglesia Católica en España, y bajo el derecho civil, que emana de las diferentes administraciones públicas.

Un gran número de directivos de Cofradías y Hermandades, de Gloria y asociaciones parroquiales, ignoran la normativa que les afecta y cómo se aplica y, lo que es peor, continúan rigiendo sus organizaciones con estructuras que poco o nada se parecen a las realidades legales que las rigen y, en muchos casos ajenas a la legalidad vigente.

Las Cofradías y Hermandades, de Gloria y asociaciones parroquiales, son o deben ser entidades religiosas, erigidas y aprobados sus estatutos por el Obispo del lugar, adquiriendo personalidad jurídica canónica con el decreto de erección.

Igualmente deben ser inscritas en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia para adquirir personalidad jurídica civil.

La experiencia nos dice que:

  • Existen Cofradías o Hermandades que no tienen personalidad jurídica canónica, pese que realizan actos religiosos, procesiones, y únicamente poseen estatutos como una asociación cultural inscrita en el Registro de Asociaciones de la Comunidad Autónoma. O lo que es lo mismo, no se rigen en el ámbito legal que deben por lo que la primera consecuencia implica que la autoridad eclesiástica pueda impedir que realicen tal actividad pues, con toda razón, le afecta de raíz.
  • Otras, que sí tienen personalidad jurídica canónica al haber sido erigidas por la Iglesia, realizan actos como Iglesia, pero no se han registrado en el Registro de Entidades Religiosas que tiene habilitado el Ministerio de Justicia, por lo que no tienen personalidad jurídica civil. Consecuencia no pueden obtener de la AEAT un CIF como entidad religiosa, (mención aparte merece la posesión de CIF de aquéllas que legalizaron hace años, de alguna manera, sus estatutos y que sí poseen CIF pero que la Agencia Tributaria viene revisando desde hace tiempo) carecer de cuenta bancaria a nombre de la asociación y lo está a nombre de particulares con el riesgo que comporta, los bienes de ésta no pueden constar como de la asociación e igualmente a nombre de particulares, porque no existe, no pueden suscribir póliza de responsabilidad para cubrir riesgos, los directivos adquieren una alta responsabilidad  corporativa en caso de siniestros, no pueden tener inscritos los archivos en la Agencia de Protección de Datos, no pueden realizar declaraciones fiscales…
  • Además, la nueva legislación exige a los miembros de la Cofradía que trabajan con menores el certificado de no estar inmersos en delitos contra la libertad sexual, y un largo etc.

Los promotores de este proyecto somos integrantes de la Semana Santa desde hace muchos años, casi desde que tienen uso de razón, ostentando o habiendo ostentado cargos de dirección y representación, con conocimientos jurídicos y técnicos, por lo que hemos vivido la necesidad de conocer y aplicar la normativa que afecta a las Cofradías y Hermandades.

Como primer paso se ha elaborado un manual en el que se ha intentado recopilar la normativa canónica y civil en su aspecto teórico sin olvidar y, haciendo especial hincapié, en el aspecto eminentemente práctico pues, como hemos dicho con anterioridad, el objeto de esta iniciativa nada tiene que ver con aspectos doctrinales.

Si antes hacíamos referencia a la raigambre en nuestra sociedad del movimiento cofrade es momento de poner en valor, por la importancia del mismo, el Real Decreto 384/2017 en el que se declara la Semana Santa como Manifestación Representativa del patrimonio Cultural Inmaterial.

Poniendo negro sobre blanco, las Cofradías y Hermandades de Semana Santa que existen en nuestra provincia ascienden a 440, de las cuales únicamente 180 tienen personalidad jurídica civil (es decir, están inscritas en el Registro de Entidades Religiosas) incluso las hay que figuran como asociaciones culturales, ¿y las Hermandades de Gloria?, ¿y las asociaciones parroquiales?… En cada ciudad y pueblo de nuestra provincia ¿no festejan a una patrona o patrón y realizan actos susceptibles de riesgo, organizados por entidades?

¿Si lo extrapolamos fuera de la provincia, que números barajaríamos?   

Siendo conscientes de las nuevas tecnologías, no solo pretendemos que el manual elaborado que se actualiza constantemente, llegue en formato físico a los interesados, además con esta web pretendemos difundir el manual, que irá evolucionando con la incorporación de nuevos aspectos, hasta el momento no contemplados, y enriqueceremos con comentarios que profundicen en su contenido, tanto por integrantes de la web como por colaboradores externos.

Estamos convencidos que la proyección de este trabajo vía web puede ser inmensa pues, ahondando en lo dicho en el anterior párrafo, se prevé ir insertando, progresivamente, artículos por escrito que contengan breve teoría y su traslación a la práctica, completado todo ello con breves videos, píldoras, y audios, que ayuden a su comprensión y difusión.

Febrero de 2018.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y con fines meramente estadísticos. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra Política de cookies.
Más sobre nuestros cookies